Nada más y nada menos que 8 años, 68 canciones, 14 singles, 30 tours, 3 discos, 14 vídeos musicales, 19 premios. Tres miembros. Una familia. Una banda. Un estilo de vida.
¿Sabes ya de quien hablo?
¡Paramore!

miércoles, 3 de octubre de 2012

Absurdamente única

¿De que trata Absurdamente Única?

Es un blog en el que he soltado todo lo que me salía por la cabeza concentrado en una novela. En él inspiro a varios amigos míos. Erika va publicando todo lo que ocurre en su nueva vida en su diario personal. Erika se muda a causa de la muerte de su madre a los diez años. En Franklin conoce a Dakota y Taylor. Ella no lo sabe, pero va a vivir una gran aventura con sus nuevos amigos con un color de ojos por en medio. En esta novela comprenderás que, los emos, es gente que, desgraciadamente, actualmente es infravalorada.

Os dejo el capítulo uno.




CAPÍTULO 1 ME LLAMO ERIKA, ERIKA HART.
Viernes 10 de Marzo

Me llamo Erika, Erika Hart, y esta es mi historia:
Llegué a un instituto diferente al que yo solía estar acostumbrada. Mi madre murió, así que, mi hermana Hayley, mi padre y yo nos mudamos a Franklin, un pequeño pueblo de Teneessee. Todo el mundo me miraba de arriba abajo… y no entendía muy bien porqué. Intente ir lo más normal posible, mi hermana me prestó algo de su ropa… Según ella esto (como así llamar lo que llevo puesto) era lo último en tendencia juvenil… Me limité a confiar en ella. Mi padre, antes de que saliera de casa rumbo al instituto me aconsejó:
-Erika… yo por si acaso me llevaría algo de tú ropa en la mochila… No se yo si deberías confiar mucho en tu hermana… ya sabes como es…- Asentí lentamente. Estaba claro, él tenía razón, no se podía confiar plenamente en Hayley, y más tratándose que la persona que le pide el favor es su hermana...
Allí estaba en la puerta del instituto, perdida, parecía un perrito abandonado en la calle con ojos llorosos y con esa mirada de “quiéreme, quiéreme”. Con aquellos tejanos y esa camiseta…tan…em… “bonita” me disponía a ir  a dirección para preguntar  a dónde tenía que ir... Gire la cabeza hacia la derecha, después hacia la izquierda y mi mirada se clavó en una chica que se estaba apoyada en las taquillas riendo tan alegremente con un chico (supuse que eran amigos, estaba claro que no eran nada más). Era... Parecía… parecía una chica encantadora con los ojos violetas (creo que eso es lo que me llamó la atención en ella) una chica a la que no le importaría ayudar a alguien tan perdida como yo.

Si quieres leer más adelante. Entra en Absurdamente Única

A mis amigas, Laura, Bea, Pilar E, Lucía y Pilar C. Nunca dejasteis de apoyarme en mis sueños e ilusiones. Gracias por estar ahí siempre. (:



No hay comentarios:

Publicar un comentario